martes, 11 de septiembre de 2012

Ya lo presiento...

Es evidente que el día de mi cumpleaños voy a estar regaladamente ebria.