lunes, 6 de agosto de 2012

Los chicles de Canela que me regaló esta mañana el Sr. C tienen claran intenciones sexuales.
Que conste que lo supe desde un principio.