sábado, 18 de febrero de 2012

La piel más suave y un cuerpo nuevo, más amasable, más comestible. Como una golosina, con aroma a menta y chocolate. Cuando estoy así, no me reconozco. Quisiera que alguien me desnude y me descubra y nada más.