jueves, 26 de enero de 2012

Con días y (aires) como estos, mi refugio es la cama: en busca de una siesta que me impida pensar por, al menos, dos horas. No lo consigo, esta cabeza piensa en lo que hizo y en lo que tiene que hacer. Que hinchapelotas.

"El cortafuego falló y el fuego avanza hacia el Parque Nacional" dijo Urquía. “Nos estamos intrusando entre pobres" expresó Luis Torres. Los veranos de esta isla son de todo menos tranquilos. Hace semanas que venimos con lo del incendio forestal y ahora no es el Famatina no se toca, sino "El Sheraton Hotel se compró hasta el agua".

Hoy me levanté re punk o re schoklender pero que mis viejos se zarpan en forros, no caben dudas. La misma angustia de siempre: el desamor, la in-diferencia entre una hija y otra. Si al menos pudiera aceptarlo de una puta vez, pero no... El corazón se resiste.

No nací de un repollo, se supone que tengo padres!
le escupí en la cara a mi ex novio que intentaba consolarme, con mocos, párpados hinchados y voz nasal. "Re lindo desafío te tocó. Vos sos re capaz" me respondió. Qué desafío ni que ochocuartos. Es una FORRADA, lisa y llanamente.

Creeme que en mi próxima vida planta antes que hija.

Algunas personas enfermas - e incapaces de dar amor - osan reproducirse. Para ellas aborto legal y gratuito.