miércoles, 23 de noviembre de 2011

Un malentendido

Sentí que estaba poniendo cera donde no iba. Mi depiladora de siempre canceló y como quería a toda costa volver a sentirme mujer, me arriesgué. Dios mío! transpirando a lo loco, hasta me puse colorada cuando me miré de reojo y vi que no había nada, absolutamente nada.
"Duele pero lo vas a disfrutar" me dijo la muy chamuyera. Ok, después te cuento, querida pero si pudiera esgrimir palabra te diría que Mari no me saca todo, eso de ahí ¿ves? lo deja. Pero vos me estás dejando como un dibujito de anime porno y ni da. Choca. Estoy en shock.