lunes, 3 de octubre de 2011

El tarado de J me mandó un mensaje sólo para decirme que una amiga de su novia vino a vivir a Ushuaia. El flaco se debe creer que acá somos dos gatos locos porque me suplicó No me quemes por favor. WTF? No te preocupes, fue un polvo tan olvidable que lo único que me acuerdo es garchar mirando la cara de Marky Ramone tatuada en tu brazo. El resto, cero. Pancho.