domingo, 25 de septiembre de 2011

Podría escribir porque me peleé con el chino en innumerables ocasiones y porque seguimos durmiendo juntos pero no tengo ganas. También podría contar los vaivenes de vivir con mis padres y tener una abuela sola en una casa gigante pero no tengo ganas o bien podría explayarme acerca de cómo la gente no aprende y no cambia y sigue cagándole la vida a todos los que se le cruzan en el camino. Podría pero solamente quiero decir que adoro a Charlotte Gainsbourg.