lunes, 19 de septiembre de 2011


Canela no baila ♪

Un garrón llegar tan hecha mierda a mis 28.

Enferma, cansada, aburrida, con el flequillo largo y desparejo, con un orto más grande que una casa, con las piernas de Serena Williams, mal dormida, sin garchar hace mil años y con dolor de ovarios.

Tendría que empezar a despedir los 27 bien arriba pero estoy somatizando como condenada - somatizando qué?! -. Pero como no pierdo el espíritu ya repartí mi lista de regalos que tiene cosas tan copadas y disímiles como un perrito bull terrier, la muñeca que dice "Soy tu amo, puta", una pepa y litros de pintura blanca para interiores.