sábado, 6 de agosto de 2011

"El alcohol al volante mata" y a pata también...

Cada vez que veo el jean gris roto en la rodilla me acuerdo de:

- mi caída en pleno centro,
-
de la vergüenza,
-
del dolor,
-
de los dos moretones zarpados – uno en cada rodilla –
-
de mi juramento de no volver a tomar tanto Speed con champagne.