lunes, 18 de julio de 2011

Outsider

Si no puedo hablar de la última película de Harry Potter porque no pasé de la escena del andén cinco y medio (pongámosle), me tengo que abrir (al menos) una cuenta en Twitter. Estoy cansada de quedar afuera.