sábado, 23 de julio de 2011

Mrs. Magoo II

Cuando era chica me ponía los anteojos de mi abuela y veía todo en bajada. Era un mundo nuevo lleno de pendientes, entonces caminaba haciendo equilibrio con los brazos. Me resultaba gracioso. El otro día el oriental se puso mis lentes y dijo Oh, bienvenidos al mundo de Canela. Le debe haber pasado algo similar.