jueves, 2 de junio de 2011

P de PUTA, V de VENDETTA

- Que puta! me dijo Al cuando le conté algo que ya sabía (y evidentemente bloqueó en este traspaso de femme fatal a buena esposa): la mayoría de los pibes con los que estuve tenían novia.

- Que queres que haga - le respondí - Si los otros no me dan bola.

- Que raro, vos que sos tan celosa y posesiva.

- Tal cual. Igual no te preocupes, la vida me las devolvió todas. Las llamadas cornudas pueden darse por vengadas.