miércoles, 8 de junio de 2011

Irónico

Ayer, además de estar todo el santo día con dolor de cabeza, festejé el Día del Periodista estrenando desempleo. Una ironía más. Obligado paso por el Ministerio de Trabajo para ver que hay cientos en la misma situación que yo. Ok, sólo conocí a 3 y todos más o menos con la misma historia. “Hace un telegrama laboral, poné esto, blabla. Venite dentro de una semana. Blabla, audiencia”. Hay negreros en todos lados. Hoy estoy mejor, intentando redactar un proyecto que tengo re claro en la cabeza y que, increíblemente, no puedo traducir en palabras.