martes, 21 de junio de 2011

Descubrimientos del fin de semana

- Soy una buscavidas.

- Hay alguien que me quiere.

- El patito feo no era feo, simplemente estaba en la familia equivocada.

- Las arrugas que no tengo en la cara, las tengo todas en la planta de los pies.

*

Con esto del día del padre, hice una “changa” en un local vendiendo zapatillas, buzos y botines Penalty (?). Hice lo que pude con mi poca simpatía pero mi lado catrasca no lo pude controlar. Empecé tropezándome apenas entré, en frente de los dos que laburan ahí que hicieron un esfuerzo bastante visible para no reírse y después en medio de una charla, hablábamos de mi ex trabajo y el flaco me preguntó que hacía política, deportesNo, deportes no. No cazo una respondí. El encargado se rió. Querida, estás trabajando en un local deportivo. O sea, cero autobombo. Si al otro día no me hubieran llamado, ya sabía por qué.

*

En plan de ser los novios que no somos, el oriental y yo nos sacamos las caretas y nos contamos cosas que uno no cuenta en la primera cita porque no quiere quedar como el orto. En mi caso, la pérdida tardía de la virginidad, el cura toquetón de sexto grado y mis miles de mambos a la Adriana Brodsky en el Manosanta “Soy horrible, maestro. Nadie me quiere” (leerse con voz de pito). Las confesiones de él son de otro palo, onda la delincuencia juvenil, todos mis amigos terminaron en cana, vivir callejeando y cosas de ese estilo. Que par eh, que PAR.