jueves, 5 de mayo de 2011

No, este mal humor no tiene nada que ver con que dormí como el orto, me levanté con dolor de cabeza y no encontré una puta aspirina en toda la casa. Tampoco tiene que ver con que no almorcé y que afuera nieva y hace mucho frío. Por supuesto que no...


Mucho menos tiene algo que ver con que las madres escorpianas son insufribles y justifican un matricidio acá y Júpiter.