domingo, 8 de mayo de 2011

Como era de esperar...

Ya me está empezando a romper las pelotas la sinceridad del oriental.