viernes, 8 de abril de 2011

Soñé que A y yo estábamos en un local parecido a Musimundo - a cualquier Musimundo, de cualquier ciudad. Son todos iguales – y entraban ladrones que nos tomaban como rehenes. Estaba lleno de gente, nos sentaron a todos en unas sillas de hospital y A y yo éramos re obedientes, los dos quietitos sin chistar, algo raro porque se me hace que A es de los que se “resisten” y aparte el chabón hace kung fu, taekwondo y tai chi, todo. En fin, pasa uno de los ladrones tirándonos aerosol en la cara y yo flasheaba que era gas pimienta, pero no. Era gas que transformaba. Resultado: A se puso gordo como una vaca, panzón, mofletudo, con papada incluso. Estás re gordo le dije Y a mí que me hizo, a mí que me hizo?! le pregunté al borde de la desesperación. A vos te dejaron mal afeitada dijo tocándose la zona del bigote. Automáticamente me toqué la cara para sentir una barba de 3 días Por que no me tocó otra cosa me lamenté. Y ahí, por suerte, me desperté.