miércoles, 13 de abril de 2011

Vivo con dolor de cabeza, ya no quedan dudas: el calefactor, el calefón todo anda como el orto y nos está matando de a poco. Que parezca un accidente y a otra cosa, sino cómo se explica semejante desapego de la reina madre que manda un escueto sms “No se olviden de pagar las cuentas”. Claro, dejen todo en orden antes de partir al más allá.