miércoles, 23 de febrero de 2011

CP: 1900

Pasar por la farmacia Ojeda y ante la mirada inquisidora del chabón de seguridad entrar, pesarme y salir, tal como hago desde los 18 años; tomarme un helado en Thionis; sentarme en plaza San Martín a esperar que las impuntuales de mis amigas se bajen de algún 307; el olor a tilo; andar perdida por galerías escapando del calor; ser escupida por baldosas sueltas; babosearme mirando al pela de Xennon que escuchó nuestras súplicas y dejó Quilmes para volver a Lp, donde tiene tantas admiradoras que lo extrañábamos; volver a pisar una facultad con la incredulidad y el hartazgo propio de los 27 años y sentarme irónicamente bajo un cartel que dice Bienvenidos ingresantes 2011; pensar siempre en irme, pensar siempre en volver.