miércoles, 26 de enero de 2011

Te juro que es la primera vez que me pasa (la típica)

Ponerme a llorar justo en esa situación me desconcertó más a mí que a él.
Empezar y no parar, vestirme mientras digo No sé ni porque lloro. Cualquiera.
Y que él, con la mejor intención, me abrace y me diga Tal vez tuviste una mala semana.
Qué decis, recién es martes!