miércoles, 29 de diciembre de 2010

Nos bajamos en el lugar alejado y solitario al que fuimos tantas veces.

- Que parezca un accidente ¿no?
- dije cuando pasé al lado suyo.
- Todavía pensas que te voy a matar - preguntó sacando una pala del baúl.
- Y que me vas a enterrar también...