martes, 30 de noviembre de 2010

Me costó muchísimo levantarme y encima lo hice pensando que era viernes. Camino al baño discerní que era martes. Martes? Martes! Martes?! Odio los martes, me parecen días terroríficos – aún peor que los lunes, con eso te digo todo – pensé que era viernes, la puta madre. Falta mucho.

*

Me duele la garganta. Y la muela. Y la cabeza.