martes, 17 de agosto de 2010

Todo por ir a la Caja Rápida (!)

Me tuve que fumar a una vieja facha en la fila de La Anónima, todo por un agua mineral del orto. Por qué no la compré en el kiosco como cualquier hijo de vecino?!
En fin la vieja le dijo a la cajera Si me das una moneda de las madres de plaza de mayo te la parto en la cabeza. La otra - que era conocida suya - le preguntó por qué y la rubia teñida de ojos celestes le batió Porque yo estudié y sé como son las cosas. Las odio, a las abuelas también. La cajera que no tenía ideología se limitó a decir Que mala onda que tenés, estás loca y la facha respondió Es un tema que me interesa, yo estudié, cuando vos sepas vas a ver quienes son las locas, dijo la futura Premio Nobel de la Paz.

Y yo ahí - lo que hay que escuchar - con mi botella en la mano, totalmente arrepentida de haber ido al supermercado. Vieja de mierda, se debe creer superior solamente porque le tocó un color de ojos y de piel que socialmente son considerados "lindos, destacados". Si hubiéramos estado en la época de los militares y ella hubiera formado parte de lo que critica no hubiera tenido la libertad de decir las cosas que dice en la fila del supermercado. Se tendría que haber movido en la clandestinidad por miedo a que la caguen matando por pensar diferente. Vieja inmunda, encima resulta que tenía hijos en el Don Bosco - colegio privado católico (al cual yo también fue mandada!) - Y obvio, facha al mango.