martes, 17 de agosto de 2010

Cabeza

Para qué voy a seguir trabajando si ya me compré las zapatillas que quería.