lunes, 26 de julio de 2010

Claro, el señor se va a rockear al país vecino y después de vacaciones a Destroy Capital City y la mina esperando- cómoda, boba - una respuesta, una guiñada de ojos, un gesto, una invitación afuera porque acá no se escucha nada (la típica). Algo.

Criada de esa manera: las chicas esperan, nunca toman la iniciativa no no. Eso es de rápida, qué van a pensar de vos. Siete años de educación represiva y arcaica, rezando todos los putos días de mi vida, temerosa de ese dios, confesando cientos de pecados que cometí porque la carne es débil, preocupándome en demasía por el que pensarán, el que dirán y cumpliendo expectativas ajenas.

Escondida, siendo y haciendo todo a escondidas, aumentando la paranoia y la culpa. Culpógena de mierda, más que culpable sos triste no te das cuenta?
No fueron sólo siete años, fueron los años más importantes, los más definitorios y así me metí en el papel de la que debía ser: la responsable, la fuerte, la inteligente, la estudiosa, la buena, la mejor, la perfecta. La mochila más pesada, loco. Llena de culpas y responsabilidades y aún sin llegar a la mayoría de edad.

Pero cuando uno no es lo que realmente es, la esencia empieza a luchar, a abrir túneles internos y atajos hasta llegar a la superficie y si no le das bola arremete con bronca. Me vas a escuchar o no? Te vas a dignar a ver?! A los 25 pum! patada a la cabeza, patada al corazón, patada al tablero. A la mierda las estructuras que mantenían tu vida en pie. Eran de cartón. Puro humo.

Pedile auxilio a tu dios de la infancia, a ese que tu vieja te metió en la cabeza repitiendo como un loro. Padre nuestro que estás en los cielos....

Estás más sola que nunca y eso es lo mejor que te puede pasar. Dejá de llorar, dejá de lamentarte. Ya no tenes que caretearla más. Tenés la libertad de ser quien realmente sos: una mina llena de defectos y debilidades, un tanto ilusa y torpe, plagada de miedos y sueños. Te equivocas, perdes y desaprobaste más de un parcial. Sos de carne y hueso y corazón. Hacete cargo. Sos imperfecta y estás bien así, el resto que se curta.


*


Cualquiera, empecé hablando de G que se va de viaje sin haberse despedido como corresponde ;) y terminé hablandome a mí misma de mi patética existencia. Como ya dije antes, terapia a full.